¿Qué hacer cuando un ser querido es diagnosticado con una enfermedad grave?

El diagnostico de una enfermedad compleja en un hijo, familiar o ser querido representa en la mayoría un mal momento para toda la familia. Es importante que dicho familiar reciba los cuidados adecuados y un apoyo anímico constante. En el presente artículo hablaremos sobre los cuidados paliativos y su importancia para sobrellevar este tipo de situaciones.
Los cuidados paliativos consisten en brindar una atención integral a los síntomas y el estrés que genera una enfermedad grave. Dichos cuidados representan una importante fuente de apoyo para las familias. Se puede definir también como un tratamiento complementario ya que acompaña los procedimientos primarios que implica la enfermedad para mejorar la calidad de vida de la persona afectada y su soporte a los procesos de recuperación de la enfermedad.
Los cuidados paliativos tienen como objetivo brindar servicios que usted considere importantes ya que es quien mejor puede llegar a conocer las necesidades de la persona afectada.
A continuación, mencionamos algunas de las acciones que pueden ser beneficiosas para la situación.

  1. Principalmente entender el diagnóstico: Es importante “Ponerse en la piel y la situación del afectado”. Imaginémonos viviendo dicha situación. Por ejemplo: Si un enfermo debe mantener reposo absoluto y en épocas de verano. Deberíamos intentar imaginarnos el calor o ansiedad que le puede provocar mantenerse tanto tiempo en una sola posición y sin distracciones.
  2. Aliviar el dolor y otros síntomas: Siempre es recomendable consultar al médico sobre qué tipo de acciones complementarias podemos aplicar al enfermo para generar alivio. Por ejemplo: Algún tipo de masaje, realizar algún tipo de actividad que ayude al ánimo del enfermo.
  3. Brindar apoyo emocional y reducir el estrés: El apoyo emocional es importante para el afectado. Una actitud positiva permite mayor disposición para afrontar la situación tanto psicológica como física.
  4. Abordar las preocupaciones de la familia y saber escuchar las opiniones.
  5. Comunicarse con los proveedores que intervienen en el tratamiento.
  6. Explicar términos complicados y opciones de tratamiento