Cuidado con el sol: Tu piel es muy importante.

Los rayos ultravioletas (UV) son una forma invisible de radiación y pueden penetrar la piel hasta dañar las células. Las quemaduras son un signo de daño en la piel y existen muchas personas que disfrutan del bronceado sin ser conscientes que no es saludable para la salud. Durante las acciones que provocan el bronceado se matan y dañan muchas células en la piel. Físicamente se pueden mostrar como lesiones en la piel durante cualquier estación y sin importar la temperatura. Otra parte del cuerpo que puede verse afectada es el área de los ojos donde puede mostrase irritación, otras consecuencias también son la aparición de arrugas, manchas en la piel o hasta cáncer de piel.
Recomendaciones para prevención:
Manténgase alejado del sol cuando sus rayos son más fuertes (entre las 10 a.m. y las 4 p.m.)
Use protector solar con un SPF de 15 o más (Se recomienda usar durante toda la exposición al sol y colocar el bloqueador solar al menos una vez por cada hora de exposición al sol)
Utilice ropa protectora y accesorios que sirvan de barrera contra los rayos ultravioleta: Gorras, sombreros, lentes de sol con cobertura de protección UV, sombrillas, etc.
Revise su piel con regularidad para detectar cambios en el tamaño, la forma, el color o la textura de sus marcas de nacimiento, lunares y manchas. Esos cambios pueden ser un signo de cáncer en la piel.
Fuente: Medline Plus