Infección vaginal: Cuidado

La infección vaginal se produce cuando el órgano genital femenino es infectado por algún tipo de microorganismo, siendo los hongos los más frecuentes causados mayormente por bacterias, virus o amebas.
En general, la infección vaginal provoca síntomas como picazón intensa en la región íntima, enrojecimiento, flujo blanquecino y olor fétido, y algunas infecciones más comunes son:
-Candidiasis
-Vaginosis bacteriana
-Tricomoniasis
-Herpes genital
-VPH
-Clamidia
-Gonorrea
-Sífilis
Muchas de estas infecciones suelen ser transmitidas a través del contacto íntimo, otras son causadas por alteraciones del pH vaginal y de la flora bacteriana. Estos efectos provocan una disminución de la inmunidad y por lo tanto el organismo se expone a ser afectado.
La infección vaginal tiene cura y su tratamiento debe ser orientado por un ginecólogo, ya que es necesario identificar cuál es el organismo que está provocando la infección y cuál es el tratamiento más adecuado para eliminarlo.
Principales síntomas
Los síntomas varían de acuerdo con el agente que causa la infección, algunos signos y síntomas típicos son:
Dolor o ardor al orinar;
Dolor durante las relaciones sexuales;
Comezón en la región íntima;
Flujo vaginal con o sin mal olor;
Heridas, úlceras o verrugas en la región íntima;
Enrojecimiento de toda la zona afectada;
Dolor de vientre.
Los síntomas pueden aparecer de manera aislada y asociados entre ellos, siendo común que la mujer presente más de un síntoma. Lo recomendable es asistir al ginecólogo para una evaluación minuciosa y solicitar exámenes.