CORONAVIRUS: Información importante

Los coronavirus son un conjunto de virus comunes que tienen dicho nombre gracias a la forma de corona en su superficie. Algunos coronavirus afectan principalmente a los animales, pero también se observan otros que pueden afectar a los seres humanos en algún momento de su vida.
Los coronavirus humanos causan enfermedades respiratorias. Existen diferentes tipos de coronavirus, incluyendo los que causan el síndrome respiratorio agudo grave (SARS), el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).
Información especial sobre la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es un nuevo tipo de coronavirus. produce enfermedades respiratorias en las personas. Fue identificado inicialmente en Wuhan, China; y se ha propagado a varios países en el mundo.
El coronavirus puede transmitirse de persona a persona de distintas maneras. En general el contagio se produce por el contacto entre personas principalmente por los estornudos o la tos ya que cuando alguien hace cualquiera de estas dos acciones expulsa pequeñas gotitas que pueden ser absorbidas por personas cercanas. La mayoría de veces las personas que se encuentren a una distancia menor a los 1.8 metros están más propensas a contagiarse. Puede ser posible contraer la COVID-19 al tocar una superficie u objeto con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero esta no parece ser la forma principal en la que el virus se propaga.
La COVID-19 puede causar problemas respiratorios que pueden ser de leves a graves e incluso provocar la muerte. En general, los síntomas comienzan entre 2 y 14 días después de la infección.
Se pueden presentar los siguientes síntomas:
Fiebre
Tos
Falta de aliento
Muchas de las personas con COVID-19 tienen neumonía en ambos pulmones.
Se han registrado casos de COVID-19 en los Estados Unidos. Consulte el resumen de la situación (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para obtener la información más actualizada sobre el número de casos, dónde se encuentran y el riesgo para la comunidad.
Hay una prueba disponible para COVID-19. No existe un tratamiento específico para la enfermedad por coronavirus 2019. La atención médica puede ayudar a aliviar los síntomas.
No existen vacunas para prevenir el COVID-19, pero usted podría disminuir el riesgo de infección o de transmitir el virus al:
Algunas recomendaciones para reducir las probabilidades de contagio y propagación:
Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no tiene agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol con al menos 60% de alcohol
Evitar tocarse la cara, la nariz o la boca
Evitar el contacto cercano con personas enfermas
Limpiar y desinfectar las superficies que toca con frecuencia usando un limpiador en espray o una toallita limpiadora
Cubrirse la tos y los estornudos con un pañuelo de papel. Luego bote el pañuelo y lávese las manos
Quedarse en casa cuando está enfermo
Usar una máscara facial solo si tiene síntomas de COVID-19, para prevenir infectar a otras personas. Las máscaras no están recomendadas para personas que no estén enfermas
Manténgase al día con la información más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés) y los Institutos Nacionales de la Salud (en inglés), incluyendo qué hacer si contrae COVID-19 (PDF)
Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)