pausa activa

Pausas activas para prevenir enfermedades y mejorar el rendimiento laboral

Antes, durante o después de las jornadas laborales, los colaboradores de instituciones públicas y privadas, deberían desarrollar pausas activas o ejercicios de corta duración, debido a que contribuyen a prevenir enfermedades, reducir los niveles de estrés, promueven un mejor estado anímico; y contribuyen al mejor rendimiento de las actividades encomendas, explicaron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

Con estiramientos de 3 a 5 minutos que propicien cambios de posición y disminuyan las cargas musculares por mantener posiciones prolongadas, se mejora la circulación sanguínea, favorece la autoestima y la capacidad de concentración, ya que al mover las articulaciones del cuello, manos, piernas y cadera se relajan los músculos tensionados.

La directora de Promoción de la Salud del Minsa, Lic. Mercedes Arévalo , explicó este tipo de rutina física o pausa activa no debe ser confundida con una pausa pasiva como salir a tomar un refrigerio o ir a los servicios higiénicos. “Pasar mucho tiempo frente a la computadora puede causar fatiga visual, dolores de espalda, músculos y calambres en la muñecas por el tecleo continuo y prolongado”, agregó.

La especialista, exhortó a los empleadores a brindar espacios destinados a la actividad física. “Todos, independientemente del lugar en donde nos desenvolvamos, debemos acostumbrarnos a realizar 30 minutos de ejercicios, llevar una alimentación saludable, consumir de seis a ocho vasos de agua y dormir al menos siete horas”, precisó.

Son tres los pasos que contribuirán a cambiar la vida de los trabajadores:

Paso 1: Mueve tus articulaciones lentamente en círculo comenzando por la cabeza y terminando con los pies.

Paso 2: Estírate hacia arriba, hacia abajo, a los costados, adelante o atrás

Paso 3: Respira, toma aire por la nariz y exhálalo por la boca lentamente

Compartido en redes sociales de Clínica Vesalio

Fuente: Ministerio de Salud