¡Cuidado con la insolación! podrían ocasionar cáncer a la piel

La insolación es una quemadura solar de primer grado, que ocurre por exceso de radiación solar y que tiene como consecuencia directa la disminución de defensas de la piel, debido a lo cual se pueden producir manchas, hongos, arrugas y hasta cáncer, mientras que en niños podría producir quemaduras que requieran una atención de emergencia.

Se recomienda a los veraneantes a no exponerse más de tres o cuatro horas bajo los rayos del sol, así como evitar el sol en las playas o piscinas entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, debido a que entre estas horas los rayos solares son más fuertes y tienen mayor potencia.

Además se advierte que de exponerse al sol por más tiempo del recomendado, los primeros problemas en registrarse serían las manchas, luego los hongos, arrugas y finalmente podría aparecer cáncer a la piel, puesto que una personas con más de dos mil horas bajo el sol está propenso a sufrir esta enfermedad. “A futuro hay peligro de sufrir cáncer a la piel, esto ocurre a la largo plazo, en veinte años aproximadamente”, dijo.

Finalmente se recuerda usar sombrero o gorro cuando una persona visita las playas o piscinas, así como llevar un polo blanco además de crema de protección solar e ingerir vegetales, especialmente zanahoria y naranja, debido a que éstos tienen factores que bloquean el rayo solar.

Niños

Se aconseja a las madres de familia no llevar a sus niños menores de dos años a la playa, debido a que las quemaduras en menores se presentan con mayor gravedad. En caso que acuda con sus hijos a estos lugares deben tener extremo cuidado en la protección que se le brinda, debido a que una insolación en pequeños muchas veces requiere hospitalización.

Además dijo que las cremas son peligrosas para los niños porque no existen en estos productos componentes para piel de menores, sino que todas las que se ofertan en el mercado son pantallas solares para adultos. Por tanto, si un niño menor de dos años acude a una playa se le estaría exponiendo doblemente a sufrir una emergencia dermatológica, por los efectos de la crema o por la insolación.

Fuente: MINSA