5 Motivos para acudir a tu consulta ginecológica anual

Es posible que más de una vez, escucharas hablar de la importancia de acudir a una consulta ginecológica por lo menos una vez al año. Es verdad que no basta con la revisión de un médico general, puesto que únicamente el/la especialista en ginecología podrá comprobar de forma efectiva el correcto estado de salud de tu sistema reproductor. Si eres de las que casi nunca suele acudir a esta consulta tan importante, te contamos los motivos por los que deberías cambiar de opinión.

5 MOTIVOS POR LOS QUE DEBERÍAS ACUDIR A TU CONSULTA GINECOLÓGICA

Para asegurarte de que no tienes infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Se estima que todas las mujeres padecen a lo largo de su vida al menos una infección vaginal. Existen multitud de infecciones y enfermedades vaginales, cuya gravedad depende de cada caso. Desde una vaginitis o una candidiasis a una enfermedad de transmisión sexual. Sea como sea, es importante detectar las infecciones a tiempo para recibir un tratamiento adecuado y de forma personalizada. En una consulta ginecológica, el ginecólogo, mediante un examen externo y las pruebas correspondientes, podrá detectarte si padeces alguna infección.

Para saber si tienes quistes ováricos, pólipos o miomas. En una revisión ginecológica, se te realizará una ecografía para ver el estado del aparato genital interno. A través de esta ecografía, el profesional podrá detectar cualquier anomalía de tu útero y ovarios: ya sean quistes, pólipos o miomas. Ten en cuenta que, en muchos casos, los quistes, pólipos y miomas suelen ser asintomáticos o con síntomas difíciles de detectar. De ahí la importancia que tiene acudir a una consulta ginecológica anual para comprobar si existen estas formaciones.

Para prevenir el cáncer de cuello uterino. La mejor forma de prevención del cáncer de cuello uterino es mediante las pruebas de Papanicolaou. Estas consisten en la toma de una muestra mediante una citología. Esta muestra se mandará al laboratorio para ver el estado de las células y detectar anomalías, así como infecciones e inflamaciones del cuello uterino. Los ginecólogos recomiendan a todas las mujeres en edad adulta hacerse esta prueba una vez año. La detección precoz es la forma más eficaz de combatir el cáncer de cuello de útero.

Para tener un control del estado de nuestro aparato genital interno. Además de todos los casos citados anteriormente, también existen otras enfermedades o dolencias que pueden detectarse con una consulta ginecológica. Por ejemplo, el cáncer de ovario. Mediante la ecografía y la citología, el ginecólogo conocerá el estado de tu salud ginecológica y comprobará que útero, ovario y vagina se encuentren en un buen estado de salud.

Para recibir asesoramiento sobre métodos anticonceptivos o fertilidad. Por último, el ginecólogo es la única persona de la que podrás recibir un asesoramiento veraz sobre métodos anticonceptivos, fertilidad, problemas y disfunciones sexuales, incontinencias urinarias, etc. Podrás preguntarle cualquier duda que pueda surgirte relacionada tu salud reproductiva. Evita buscar tú mismo esos temas por buscadores, foros o Internet. Por tu salud, busca siempre ayuda profesional.

En Clínica Vesalio contamos con un equipo de profesionales altamente capacitados. Realizamos todas las pruebas necesarias para la prevención y diagnóstico precoz de toda la patología ginecológica mediante una revisión completa de todos los órganos femeninos para comprobar si están sanos.

Si aún no has realizado tu revisión ginecológica anual, en Clínica Vesalio ponemos a tu disposición las consultas de revisión ginecológica integral. Pide tu cita llamando al número (01) 6189999 anexo 275 o a través de Whatsapp en el siguiente link 👉 https://wa.link/9arvz4. Conocer más de los horarios y nuestro staff médico de nuestros especialistas en ginecología.

 Realizamos todas las pruebas necesarias para la prevención y diagnóstico precoz de toda la patología ginecológica.
Realizamos todas las pruebas necesarias para la prevención y diagnóstico precoz de toda la patología ginecológica.